3 de mayo de 2010

Un paseo por la Sevilla de los años 60: El Polideportivo Macarena y su entorno

Después de unos meses en reposo, retomamos los paseos por esa Sevilla de los años 60 que cada vez se encuentra más alejada en el tiempo y, lo que es peor, en la memoria. En esta ocasión volvemos otra vez la vista hacia la actual Ronda de Pío XII, hasta las inmediaciones de lo que hoy es el Hospital Universitario Virgen Macarena.

Ilustra la entrada un fotomontaje procedente del Fondo Barquín fechado en mayo de 1960, situándonos una vez mas en el contexto de una ciudad convulsa, en plena expansión demográfica y territorial que poco a poco va ocupando el inmenso cinturón de huertas y fincas que la rodeaban desde la Edad Media.

Estas huertas desaparecen y dejan paso a barriadas de nuevo cuño, polígonos industriales y otros equipamientos que han conformado el paisaje urbano que hoy conocemos. Estamos por tanto no sólo ante una parte de nuestro pasado, también de nuestro presente.

Las imágenes están tomadas por encima de la actual Barriada Virgen del Carmen, mirando desde la embocadura de la calle León XIII, en la zona del actual Hospital Universitario Virgen Macarena,sin edificar en ese momento.

El elemento principal entorno al que se organiza la zona será el Hospital de las Cinco Llagas, aún en activo por la época y actualmente Parlamento de Andalucía, cuya iglesia (1) asoma en la esquina izquierda de la imagen.

De la misma forma que a finales del siglo XVI todos los hospitales gremiales se centralizan en este edificio, en el siglo XIX se establecerá a su alrededor un importante complejo de infraestructuras sanitarias y asistenciales que culminará con la construcción del Virgen Macarena pocos años después de que sean tomadas estas fotografías.

Pero no adelantemos acontecimientos; estamos en 1960 y hace dos años que se han terminado las obras del Hogar Virgen de los Reyes (2), edificio situado sobre los terrenos de la antigua huerta de la Constanza donde que los arquitectos Antonio Delgado Roig y Alberto Balbontín de Orta entremezclan la arquitectura racionalista de la época junto al regionalismo típico sevillano, dando forma a un extraño híbrido de ladrillo que recientemente ha sido restaurado.

El Hogar es destinado a hospicio, siendo regentado por las Hijas de la Caridad, misma orden que atendía precisamente en las Cinco Llagas, complementando los servicios que a pocos metros ofrecía otro edificio también obra de Antonio Delgado Roig: el Hogar San Fernando, creado poco después de la Guerra para dar asistencia a la gran cantidad de niños huérfanos que había dejado la contienda.

A continuación, siguiendo el orden de las agujas del reloj, aparece la estructura del actual Instituto de Toxicología (3), construcción que en este caso sí que podríamos considerar moderna teniendo en cuenta lo que se hacía en la ciudad por la época.

Le siguen una serie de edificaciones ya demolidas hasta que llegamos al centro de la imagen, donde aparece el Departamento Anatómico Forense (4) y, a sus pies, el Estadio Universitario Macarena (5), también conocido como Polideportivo Macarena.

Sobre los terrenos de la histórica Huerta del Hospital, uno de los primeros sitios de Europa donde se cultivó la patata, desde su fundación en noviembre de 1956 hasta su derribo en 1969 estas instalaciones deportivas (al margen de los campos de fútbol de Sevilla y Betis) fueron las más importantes y casi únicas con las que contó la ciudad.

Acondicionadas como zona de deportes multiusos, contaban también con un pabellón cubierto en el que se jugaba al baloncesto o al balonmano, además de realizarse competiciones de boxeo. También fue testigo de los primeros pasos que daría la música rock en la ciudad, acogiendo conciertos y ensayos de bandas como Los 5 Mercurys, en la que destacaba la batería de un tal Silvio Fernández Melgarejo.

Trece años de vida tuvo este Polideportivo, hasta que la construcción del Hospital Universitario Macarena provocó su traslado a Chapina y a las nuevas instalaciones deportivas de la carretera Su Eminencia.

Tras el Anatómico asoman las chimeneas de las fábricas existentes en la zona, bastante escasas si comparamos con la Avenida de Miraflores o Luis Montoto, aunque es de destacar que en las inmediaciones se encontraba la Corchera Internacional, uno de los motores de la industria sevillana durante los primeros años del siglo.

En la esquina derecha se ven algunas naves que seguramente dependerían de esta fábrica entremezcladas con los restos de las huertas de la Colecita y de la Palmilla (6), también en proceso de desaparición en pos de la barriada Doctor Marañón, que se finalizaría a mediados de los años 60.

Igual suerte correría la huerta del Carmen (7), terrenos baldíos y ya en desuso que ocupan la parte inferior de la imagen donde el Real Patronato de Casas Baratas encarga a Fernando Barquín y Barón un núcleo residencial que además constará de grupo escolar e iglesia, actuación similar a la que llevó a cabo el mismo arquitecto en la cercana Pío XII.

Aún no se ha terminado de derribar la que fue casa principal de la huerta, aunque ya se aprecia el trazado de las dos calles que vertebrarán el barrio, Manzana y Avellana. Curiosa por cierto la historia de esta última, que por un error de planificación quedó sin salida.

Y es que, según lo previsto inicialmente, la calle Avellana sería la salida del tráfico del barrio hacia la actual Ronda de Pío XII, entonces un camino de tierra como podemos comprobar. El problema es que el mismo barrio se estaba edificando por debajo de la cota que marcaba el muro de defensa contra las riadas que se había realizado durante la Exposición del 29. Esto no debería suponer ningún contratiempo, toda vez que se preveía en un futuro igualar las alturas cuando se trazara la Ronda, pero un error de planeamiento hizo que se mantuviera el mismo nivel y que, por tanto, la barriada del Carmen no solo quedara por debajo, con una escalinata como única forma de salida, sino que para colmo la que debería ser su principal conexión con la ciudad quedara taponada. Nada nuevo, ayer y hoy Sevilla siempre tropieza con las mismas piedras.

7 comentarios:

  1. Buena entrada , me encantan las fotos del antes y después, y bien documentadas, la verdad vaya cambio.
    Besos, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Soy magamerlin de nuevo jajaja, te invito a compartir mi blog, he hecho cambios, te va a gustar, gracias.
    Las curiosidades de magamerlin
    Besos, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Esta Barriada del Carmen de la Macarena, (pues habia otra Barriada del Carmen la del Elcano, que era de los trabajadores de esta Empresa), fué llamada por un tiempo la Barriada de las Chucherias, por los nombres de sus calles, Y dato curioso en estos pisos (muy pequeñitos por cierto, que tenian tres dormitorios, salón cocina y cuarto de ducha, con inodoro lavabo y ducha)era tal la cantidad de niños que vivian en esta Barriada, que el primer año que salió la Procesión de la Virgen del Carmen, comenzaron al oir la música salir de sus casas tal cantidad de crios, que los músicos se perdieron unos de otros. EStos pisos se vendian por 100 pesetas al mes y creo que eran a pagar en 20 años, entonces no habia nada de las consabidas hipotecas de hoy dia, que tanto encarecen las viviendas, como todos sabemos.

    ResponderEliminar
  4. En lo referente al hogar Virgen de los Reyes, estuvo un tiempo paralizadas las obras de construcción y fué utilizada por vagabundos, y como habia tal cantidad de chinches y pulgas, fué denominada como Hotel Guitarra.
    Y en lateral derecho del Hospital de Las Cinco Llagas, antes de llegar al Polideportivo habia una puerta pequeñita (que aún existe) que era la entrada al Hospital Militar, después fué donde se fundó el Centro de Cancerologia, por el Dr. Dn. Enrique Sttifel Barba, ayudado por la enfermera Dña Pilar Solaeche Esteve.
    Y otro dato curioso en la puerta de este Hospital era donde tenia su parada el tranvia que iba el Cementerio el cual tenia asignado el nº 13 y su recorrido era de aqui al Cementerio, sin paradas intermedias, pues este recorrido iba por medio de las huertas existentes.

    ResponderEliminar
  5. De inmediato iré, Magamerlin.

    Muchísimas gracias anónimo, me han encantado los comentarios. De hecho no sabía la mayoría de las cosas que cuenta. Si no le importa, en una próxima entrada los comentaré junto a otras referencias que me han mandado por correo y una foto de la Barriada ya terminada del año 62.

    Saludos y, como siempre, muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Lamento tener que corregir el comentario sobre la huerta del Hospital, en esta huerta naci yo en 1941 y ya tenia siglos.

    ResponderEliminar
  7. Creo que es un malentendido, Domingo, ya que al hablar de fundación y fechas me refiero al Polideportivo Macarena.
    De la Huerta se que fue uno de los primeros sitios de Europa en los que se cultivó la patata tras el Descubrimiento de América y ya aparece con ese nombre aparece en los planos que tengo de la zona desde el siglo XIX.
    Muchas gracias de todas formas por la aclaración.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Comentarios: